¿Qué es la guarda y custodia? Exclusiva y compartida. Requisitos. Ventajas e inconvenientes.

Guarda y Custodia exclusiva vs Guarda y Custodia compartida

Nauzet Duque Torres, Abogado núm. 517 del Iltre. Colegio de Abogados de Lanzarote.

Arrecife, 5 de marzo de 2018.

¿QUÉ ES LA GUARDA Y CUSTODIA? EXCLUSIVA Y COMPARTIDA

Dentro del derecho español nos podemos encontrar con dos tipos de guardas y custodias: la exclusiva y la compartida.

La guarda y custodia exclusiva se caracteriza porque los menores van a convivir de manera habitual con uno de los progenitores teniendo el otro un régimen de visitas, que será más amplio y flexible o por el contrario más restrictivo dependiendo de las circunstancias de los progenitores y de su situación respecto al menor.

En cuanto a la guarda y custodia compartida, se caracteriza por atribuir a ambos progenitores de forma alterna las funciones de guarda y custodia durante un período determinado y concreto en el tiempo.

TIPOS DE GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA

Custodia compartida con cambio de vivienda

Cada progenitor vive en una casa diferente y los hijos se trasladan de un domicilio a otro por el tiempo que quede convenido legalmente. Lo habitual es que el tiempo quede repartido en partes iguales entre los dos padres en semanas o meses.

Custodia compartida sin cambio de vivienda

Los hijos viven en la misma casa, pero los que se cambian son los padres. Es decir, cuando ha pasado el tiempo que le tocaba a un progenitor con su hijo, este se marcha a otra vivienda para que venga el otro progenitor a la casa.

REQUISITOS DE LA GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA

Existen una serie de circunstancias que los jueces aprecian a la hora de establecer si la guarda y custodia compartida es la adecuada. A continuación, vamos a enumerar algunas:

►La aptitud de los padres para crear un entorno adecuado alrededor de sus hijos y que les permita una adecuada educación.

►Que los progenitores estén dispuestos a mantener buenas relaciones personales para garantizar un buen crecimiento educacional y emocional de sus hijos.

►La acreditación de la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con el menor.

►Que los hijos deseen, siempre que sean mayores de 12 años y tengan el suficiente juicio, que quieran vivir con los dos progenitores de manera equiparada.

►El número de hijos.

►Los horarios de trabajo y de actividades de cada progenitor, así como la situación laboral.

►La cercanía de las diferentes viviendas.

►La existencia de un acuerdo común entre la pareja que contenga un plan de custodia compartida.

►El Juez puede solicitar un informe elaborado por especialistas para comprobar si es adecuado o no para los menores una custodia compartida.

►La ausencia de sentencias de violencia familiar o de género que hayan perjudicado a la familia.

►Las relaciones con sus hermanos, abuelos u otros parientes y personas allegadas, algunas de ellas más próximas al cuidado de los hijos que los propios progenitores.

VENTAJAS DE LA GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA

Entre las ventajas podemos destacar las siguientes:

-Se fomenta la integración de los menores con ambos progenitores, evitando desequilibrios en los tiempos de presencia.

-Hay una equiparación de tiempo libre en ambos progenitores tanto para su vida personal como profesional.

-Se evita el sentimiento de pérdida.

-Desaparecen problemas relacionadas con privilegio vinculados a la atribución de la guarda y custodia exclusiva: atribución del uso y disfrute de la vivienda familiar, régimen visitas, pensión de alimentos...

-No se cuestiona la idoneidad de los progenitores.

-Se garantiza a los hijos la posibilidad de disfrutar de la presencia de ambos progenitores, pese a la ruptura de las relaciones de pareja.

-Se evitan determinados sentimientos negativos, interferencias parentales, en los menores: miedo al abandono, conflictos de lealtad, sentimiento de negación y suplantación.

-Se fomenta una actitud más abierta de los hijos hacia la separación de los progenitores que permite una mayor aceptación de la nueva situación de ruptura y se evitan situaciones de manipulación consciente o inconsciente por parte de padre o madre frente a los hijos.

-Se estimula la cooperación de los progenitores, en beneficio de los menores, que ya se ha venido desarrollando con eficiencia.

-Se les garantiza la posibilidad de seguir ejerciendo sus derechos y obligaciones inherentes a la potestad o responsabilidad parental y de participar en igualdad de condiciones en el desarrollo y crianza de los hijos.

-Se consigue una mayor concienciación de ambos en la necesidad de contribuir a los gastos de los hijos.

-Se evitan dinámicas de dependencia en la relación con los hijos.

-Los padres han de cooperar, por lo que se favorecen la adopción de acuerdos, lo que se convierte, asimismo, en un modelo educativo de conducta para el menor.

INCONVENIENTES DE LA GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA

Entre los inconvenientes podemos destacar los siguientes:

- La mayoría de las veces es el niño el que cambia de casa en cada periodo de custodia y eso puede generar inestabilidad.

-Los padres se encuentran en la necesidad de hacer frente a mayores gastos, como tener sus respectivas viviendas acondicionadas para poder darles a sus niños un lugar adecuado para vivir.

- Tanto para el rendimiento escolar como el desarrollo emocional de los niños requiere seguir cierta rutina, algo que se pierde al tener que trasladarse entre las dos casas.

-Cuanto más pequeños sean los hijos, más necesidad biológica tienen de mantenerse de forma constante al lado de su cuidador principal.

- Con este modelo de custodia también puede verse afectado el comportamiento de los niños. Puede que el niño sienta confusión y se rebele ante las diferentes formas de educar.

-Los progenitores deben vivir cerca.


En conclusión, los juzgados españoles se inclinan por un régimen exclusivo o compartido según las circuntancias de cada caso.


Nos encontramos en la c/ Esperanza, núm. 1, 1º Oficina E, CP 35500, Arrecife, Lanzarote, Islas Canarias, España. Tel. 928807932 y 928844894, Fax 928 844895.