¿Puede un abogado recibir notificaciones en sustitución de otro por vía electrónica? ¿Y presentar escritos?

Preguntas y respuestas frecuentes relativas a Lexnet Abogacía

Octavio Topham Camejo, Letrado núm. 166 del Iltre. Colegio de Abogados de Lanzarote. Arrecife, 8 de enero de 2016.

El Estatuto General de la Abogacía permite a un Abogado presentar escritos y recibir actos de comunicación en sustitución de cualquier otro compañero. En concreto, el art. 38.2 EGAE establece que "el Letrado actuante podrá ser auxiliado o sustituido en el acto de la vista o juicio o en cualquier otra diligencia judicial por un compañero en ejercicio, incorporado o cuya actuación haya sido debidamente comunicada al Colegio".

En consonancia con ello el art. 19 del Real Decreto 1065/2015, de 27 de noviembre, sobre comunicaciones electrónicas en la Administración de Justicia en el ámbito territorial del Miinisterio de Justicia y por el que se regula el sistema Lexnet, permite que el abogado, como titular de un buzón virtual, puede vincular éste a otros usuarios de Lexnet como personas autorizadas para que puedan actuar en su nombre con plenitud de efectos jurídicos tanto en los envíos de documentación como en la recepción de actos de comunicación desde aquel mismo buzón. Los usuarios autorizados accederán a través de su propio certificado electrónico.

Así, bastará que cualquier abogado incluya a un compañero como "autorizado" para que éste pueda presentar escritos en su nombre y recibir notificaciones por aquél.

Más complicado resulta comprender que mientras el propio art. 83.2 EGAE indica que "para la sustitución bastará la declaración del abogado sustituto, bajo su propia responsabilidad", el art. 19 RD 1065/2015, de 27 de noviembre, indique que "no obstante lo anterior, en las presentaciones de escritos o documentos éstos deberán haber sido firmados previamente por el titular del buzón con su certificado electrónico aunque la remisión se ejecute materialmente por un usuario autorizado por aquél".

No parece que tenga mucho sentido que hasta la fecha cualquier compañero pudiera firmar un escrito por orden de otro e incluir la documentación anexa que considere oportuna, sin necesidad de acreditar su mandato -el cual se presumía por la propia presentación del escrito con sus documentos adjuntos- y sin embargo la nueva norma técnica exija que aunque el presentador del documento sea el compañero sustituto tanto el escrito como los documentos tengan que venir firmados por el letrado titular.

Es decir: en teoría se permite la sustitución, aunque resultará poco práctico el firmar una pluralidad de documentos para delegar luego en un compañero la facultad de presentarlos.